Reflexiones sobre la Mediación en Seguros

¿pero qué (“coño”) nos está pasando en el sector asegurador?

Creo que este puede ser el mejor foro para que algunos o muchos de los que puedan leerme me ayuden a comprender lo que está pasando, porque yo me manifiesto incapaz. A buen seguro es un problema mío. Quiero pensar que 25 años vinculado a este sector, en diferentes posiciones, no han sido suficientes para entender cosas, que, estoy convencido, tienen que tener más que razonables explicaciones. y me gustaría alcanzar a verlas!

mediador de seguros

NOS ESTAMOS HACE AÑOS CARGANDO EL SECTOR?! Tanto desde la óptica de las compañías como, de forma especial, desde el prisma del MEDIADOR!?

Esto con lo que algunos podrían estar de acuerdo, puede ser un proceso que ya viene de lejos, y quizá incluso sea una consecuencia más del deterioro generalizado del sistema económico, social y de valores en que nos ha tocado vivir, o al que hemos llevado las cosas entre todos. Si esto es así, no es más gratificante saberlo, desde luego.

Y en cualquier caso, como sujeto paciente, y también como observador impasible de lo que ocurre, más que nada porque no veo posible con los pies en el suelo actuar de otra forma, más que desde la impasibilidad y las tragaderas, sinceramente no veo sector en el que las tropelías y los atropellos hacia sus actores principales, los MEDIADORES, sean tan evidentes, en especial desde la administración y desde los estamentos con capacidad para legislar.

Lo mismo, a fuerza de ver barbaridades, ya tengo cierta predisposición a creer en teorías conspiratorias, y lo que vemos, algunos habituales compañeros de tertulia y yo mismo, sólo son fantasmas.

Es de verdad normal, que siendo el seguro la base de nuestra economía real, quien sustenta la “vuelta a la normalidad”, la “viabilidad” de empresas y familias cuando hay que afrontar un revés del destino, los profesionales del sector (mediadores), sean menospreciados y considerados poco menos que escoria, tanto por las todopoderosas entidades bancarias, ante la mirada esquiva de los pocos organismos que podrían frenar sus actuaciones, como, lo que es peor, por los propios legisladores?

Hay algún interés en que toda esta estirpe de abnegados mediadores y corredores de seguros, desaparezcan del panorama empresarial español?

Es gracioso, por no usar otros términos, la consideración que se tiene de estos profesionales; alguién todavía puede dudar de la vocacionalidad de esta profesión? esa imagen del asesor, a deshoras, viajando con su portátil o su carpeta, atendiendo en el lugar y la hora que sea preciso a su cliente, realizando una labor social impagable, es sólo algo del pasado?

El premio a esa abnegación y dedicación absolutamente vocacional sin duda alguna a esta profesión, no es como podríamos esperar, el apoyo y la confianza, y eso sí, posterior supervisión de estos organismos públicos que marcan nuestros designios. Nada más lejos.

Estamos ante la única profesión que yo al menos conozca, en la que el profesional no puede marcar el precio al producto que comercializa, sin detallar por escrito al cliente, cuál va a ser su margen comercial. Y todos los actores del sector, lo hemos admitido con una sonrisa.

Hace ya años han desaparecido oficialmente del sector los rappeles  y sobreprimas por producción y otros conceptos a los mediadores. Estamos ante el único sector de la economía moderna, que parte del presupuesto de absoluta falta de profesionalidad de sus representantes y castiga de forma evidente a aquellos que pueden destacar por su actividad o por su reconocimiento por parte de los clientes.

Sólo si eres una poderosa entidad financiera, podrás hacer de tu capa un sayo. Entonces no existe obligación de respetar leyes de competencia, ni referidas al dumping, menos aún la LOPD que tantas pequeñas empresas ha puesto contra las cuerdas. Nada. En ese caso, todo vale. Pero no por ello los mediadores tradicionales de este sector han dicho una sola palabra.

La propia política estratégica de las compañías, nos transmite que este negocio, a diferencia de otros, debe afrontar cada plan de acción anual, asumiendo que hay que reducir los precios del producto de forma notable, para poder así mantener al cliente. Y todos hemos entendido que esto es así. Y no pasa nada por ello. Cualquier agente mediador o corredor de seguros, ya tiene interiorizado que la continuidad de su negocio, que es su cartera, pasa por reducir anualmente los cobros que realiza a sus clientes por el mismo producto y mejorando el servicio, y además si es posible, invirtiendo en tecnologías que le mantengan en el mercado.

Cuando menos es una fórmula novedosa de ver la economía. Está bien pagar más cada año por el café que tomamos con ese cliente, y por el transporte público que usamos para desplazarnos, por supuesto pagar mucho más por la luz para que nuestro ordenador funcione, y todavía más por el servicio de telefonía que ya de paso puede mentir en todas sus ofertas, sin que ello tenga consecuencia alguna. Es lo correcto pagar el triple por los pequeños placeres como fumar o tomar un vino, porque perjudica a nuestra salud, y por ende a las arcas públicas, lo cual puedo entender. Y tampoco es del todo incorrecto incrementar los pagos hasta el infinito por combustibles y energías necesarias, porque de alguna forma hemos de financiar el agujero que nuestros respetables “gurús” y líderes políticos y sociales, han creado en beneficio propio. Para ello han tenido la habilidad de trasladarnos la responsabilidad de todo lo ocurrido, invocando a la “irresponsabilidad” precisamente de nuestra “disparatada” vida, comprando casas y tomando vino en las comidas, como si tuviéramos derecho, por favor.

Todo eso está bien, y lo entendemos. Es la inflacción necesaria para que el modelo siga vivo y todos los ratios sean positivos y en crecimiento cada año. Ese es el motor de nuestra economía, comúnmente aceptado de buen grado. Pero no sirve este paradigma por algún misterio, para el seguro. Eso no.

El mediador de seguros ha de admitir que su profesión va por fuera de todos estos “circuitos” que el sentido común y las reglas del juego habituales marcan. Ninguna organización va a explicar al ciudadano de a pie, que las estafas de bienes tangibles o parabancarias, nada tienen que ver con el seguro, donde la legislación garantiza hasta el último céntimo depositado a un cliente. Para qué.

Ya están suficientemente ocupados, comprobando si en los textos con los que humildemente se publicita una oficina en un pueblo, se ajustan a la Ley vigente. Es esencial y puedo entenderlo. Comprobando si en una póliza se ha cobrado algo que pudiera ser un “honorario”, sin haberse reflejado en letras luminosas en el recibo, la póliza, la carta, y si pudiera ser, en el periódico local de esa población. Eso es trascedental. Donde va a parar que alguien venda un producto o servicio sin que el cliente conozca el coste y el margen que le queda a quien se lo está vendiendo! Alguien podría decirme algún otro sector en el que ocurra? y si la respuesta de paso aplica el sentido común, sería de agradecer, no vaya a ser que se salga por peteneras o con comparaciones que realmente demuestren que HEMOS PERDIDO EL NORTE.

Con tanta ocupación, no es momento lógicamente de valorar o de explicarnos a todos, porqué tiene que desaparecer todo este “eslabón” de este sector. Pero es obvio que tiene que ser así. Las compañías, en una estrategia que yo puedo considerar errónea, pero que a buen seguro, no lo es, sabiendo de la debilidad, impotencia e indefensión del mediador, pueden campar por sus fueros. Eso no supone problema alguno. Nadie va a valorar o a cuestionar siquiera, si es lícito o no, ENGAÑAR de forma sistemática y continuada a TODOS LOS AGENTES AFECTOS sobre la titularidad de la cartera durante TODA SU VIDA en la compañía. Para qué vamos a plantearnos esto? A quien va a interesar? A unos pobrecillos que ahí tenían el contrato para leerlo? Por favor.

La compañía, como el banco, como el propio organismo regulador, no pueden reparar en ese eslabón insignificante del sistema. Probablemente su única intención al trabajar en este gremio sea la de estafar a todos los clientes que pueda y a la compañía también. De hecho, por eso lo mejor es cercenarle los pies desde que se plantee siquiera empezar, aleccionarle bien para que firme todo aquello que le va  a impedir desarrollarse después, que pague impuestos y obligaciones sociales como si ya tuviera recursos de sobra, que para eso se mete en esto.

Entre manipulaciones ridículas de unos, nombrando “consejeros” otros al último tendero venido a más que tenga en la zona, o titular de empresa grande, y atropellos de otros, desconfiando a priori del buen hacer de toda una red de profesionales, o permisividades con sindicatos, bancos, y otros actores que se han dado por invitados a esta fiesta, el profesional mediador de seguros, como lo entendíamos, ha pasado a la historia. Y tan contentos todos. Y no pasa nada. Como ha ocurrido desde que existe el mundo, “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”.

Yo sigo reclamando, posiblemente por esta mente racional que nos han formado, sólo, una explicación. Alguien que me explique porque permitimos de tan buen grado que esto ocurra. Será canibalismo? o sólo estupidez e ignorancia? ¿Y tú qué opinas?

Acerca de RecoletosConsultores

Recoletos Consultores es una empresa especializada en la consultoría de riesgos operativos para todo tipo de empresas, instituciones y organizaciones en general, desde el año 2002. Nuestro objeto de trabajo es evaluar e implantar planes de cumplimiento normativo global, medidas de ciberseguridad, para minimizar los riesgos; así como desarrollar una labor de gerencia de riesgos e implementación de los programas de seguros para transferir el riesgo resultante a través de las pólizas de seguros más adecuadas, gestionadas a través de la Correduría de Seguros de nuestro grupo, Spasei Broker.
Esta entrada fue publicada en Gestión comercial, Mediador de seguros, Seguros, Trabajo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Reflexiones sobre la Mediación en Seguros

  1. Carlos, muchas gracias por compartir el post. Me alegra que te haya gustado.

    Me gusta

    • Juan de Dios dijo:

      Carlos, tienes toda la razón. Hemos perdido la ética y la excelencia. Las empresas prefieren volumen a calidad; independientemente de ´como se consigan los objetivos marcados; y el equipo comercial tiene que llegar ¡ como sea ! al objetivo marcado. Esto se traduce en menos calidad, mas engaño y por “ende”, cada vez; menos profesionalidad. El ejemplo lo tengo en una empresa que desde que comercializa varios productos aseguradores a través de una web que realiza comparaciones con otras compañías ” ya imaginas”, ha incrementado considerablemente sus ventas. Un 17% de los españoles contrata sus productos por Internet, dato a tener muy en cuenta. ¡ ¿ Buscamos precio o calidad?, ¿importa las coberturas de un producto o nos da igual?, ¿ nos fiamos del comercial o agente o preferimos a la tele operadora? . ¿ Sólo seremos profesionales cuando se profesionalice el sector, y eso implica, empezar de “cero” e implicar a “todos” en este asunto. Gracias de nuevo por el articulo y espero que cale, el la medida de lo posible.

      Saludos

      Le gusta a 1 persona

      • Juan. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Nos queda un duro camino por recorrer, los mediadores deben mentalizar a los clientes de la importancia de un correcto aseguramiento. Para ello es imprescidible comenzar por ofrecer un asesoramiento de calidad, buscando los puntos de mejora en cuanto a capitales y coberturas, no solamente en la prima.

        Le gusta a 1 persona

  2. Reblogueó esto en Carlos Polainoy comentado:
    Buen debate, ahora a ponerlo en práctica

    Me gusta

  3. Pingback: >> Reflexiones sobre la Mediación en Seguros 01-02-2014 | Recoletos Consultores

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .